top of page
Publicar: Blog2_Post
Buscar

-Ya llegó la señorita, doctor.


Dígale que siga, por favor que no nos interrumpan.


-Ehhhhh, doctor, ella se está tomando la aromática y me dijo que iba a esperar a su representante. Que llegó primero porque el gimnasio es acá nomás.


-Dígale que siga, no tenemos tiempo para perder.


Un peligro se esconde tras el contrato secreto de esta
¿Llevará Anne Fit su fuego a la pantalla?


-Señorita, el doctor Kennir dice que bien pueda siga, que tiene una reunión después y como usted llegó antes…


-No ha llegado René, él es el que maneja estos temas ¿el doctor puede esperar unos cinco minutos?


-Señorita, siga por favor. Tan pronto llegue…


-René, mi manager


-Tan pronto llegue el doctor René le damos ingreso.


Anneza le da un último calado a su vaporizador. Sabe que su pareja viene sin cédula y no podrán escanear el documento para cumplir con el protocolo de seguridad. La riña en la que su maquillaje salió ileso tuvo un triste desenlace: los papeles de Renato Aljure, conocido como René, se perdieron mientras recibía los golpes del ladrón. En la oficina donde lo esperan ahora mismo ignoran que Renato está domiciliado en el mismo edificio, donde ambos adecuaron un apartamento con el objetivo de fingir un hogar armónico para una mujer soltera y sus dos gatos. Los felinos, por supuesto, no viven con ella, son apenas el pretexto decorativo para que la basta audiencia de la influencer se enamore de esta mamá responsable con sus "michis". Esto hace posible que Anneza cobre la cifra que honra su ambición cada vez que una empresa de alimento, cuidado, bienestar o belleza para mascotas, la contrata a cambio de unos pocos segundos de exhibición de sus productos en las redes sociales.


-René, te espero en la oficina del Doctor Kennir, acá ya dije que estabas cerca.

Anneza pulsa enviar al mensaje de whatsapp y le guiña el ojo al recepcionista; señal de falso coqueteo que él no compra, porque no es la primera modelo que viene.


En una sala minúscula que antecede la gran oficina, una mesa recibe la taza con la aromática a medio tomar y la modelo alcanza a percibir en el reflejo del cristal el desengaño del recepcionista, cuya rápida mirada hacia el techo y expiración de aire parecieran confesar fatiga. No es común, para ella, que un tipo no responda con un átomo de sonrisa a este tipo de guiños, pues se trata de una de sus más efectivas llaves para abrir cualquier puerta en este mundo de banales imposiciones estéticas.


-Doctor Kennir, mi manager está acá nomás, mire, le tocó subirse a un uber porque no sé qué le pasó a su carro. Disculpe ¿lo podemos esperar? Él no demora.


Contrario a lo que la célebre Anne Fit supuso, el entrevistador no mira sus senos. Va directo al grano y esto le encanta:


-Señorita, le voy contando: se aprobó el presupuesto: tenemos 40 millones para esta campaña. Eso sí, necesitamos adecuar el contrato porque vamos a pedirle que se comprometa con una cuestión muy delicada que puede perjudicar a mucha gente…


Conoce el desenlace de esta historia:

La seducción Contenido Premium




 

Por: Luis Felipe Jiménez Jiménez, Julio de 2023. Bogotá, Colombia

© Todos los derechos reservados

Foto: Rodolfo Clix

4 Comments


Felipe ese algo de suspenso lo hace interesante

Muchas gracias

Like
Replying to

Pantalla de fuego está muy sutil

Like
bottom of page